Hoy os hablamos de dos títulos náuticos de recreo como el PER y el patrón de yate, dos de lo más elegidos en España por nuestros patrones. Pero, hay muchas diferencias entre ambos títulos, tanto en sus atribuciones, como en sus requisitos, el formato del examen, las prácticas necesarias, etc.

 

¿Qué el título de Patrón de Yate?

 

El Patrón de Yate es uno de los títulos náuticos de recreo con más atribuciones. Por supuesto también es de los más complejos en cuanto a conocimientos, requiere más horas de práctica y un examen teórico realizado por la  Dirección General de la Marina Mercante (DGMM), el ente público que otorga esos títulos de forma oficial.

 

¿Qué el título de PER?

 

El título PER o Patrón de Embarcaciones de Recreo es el título náutico de recreo más demandado por los españoles. Como cada título náutico, es emitido por la DGMM y permite la navegación de recreo (no profesional). Con el PER podrás navegar en libertad gobernando una de las embarcaciones permitidas, de 15 metros de eslora, como veremos ahora. Aunque, una de las particularidades de este título es que sus atribuciones pueden ampliarse, descubre cómo en este post.

 

Diferencias entre el Patrón de Yate y el PER

 

Aunque tienen algunas similitudes, por ejemplo ambos son un título náutico de recreo, que solo puedes obtenerlo si tienes más de 18 años, que son aptos para navegar tanto de forma diurna  como nocturna y que permite la navegación con barcos de vela y motor, aunque para los de vela necesitas realizar unas prácticas extras, la misma para ambos títulos:

Requisitos: aunque el requisito principal de ambos es que hay que tener cumplidos los 18 años para sacarte cualquiera de los dos títulos náuticos, hay una gran diferencia. Esta es que para poder ser patrón de yate, primero tienes que ser patrón de embarcaciones de recreo. Es decir, tienes que haber obtenido ese título PER previamente. El resto de requisitos son iguales, aprobar un examen teórico, realizar unas prácticas náuticas y de radio y presentar un informe de aptitud psicofísica, los famosos psicotécnicos, como los que tienes que presentar para poder conducir un coche.

Atribuciones: es bastante evidente que de cada título de navegación tiene unas atribuciones diferentes. Es decir, puedes navegar con embarcaciones de diferentes medidas, puedes alejarte más o menos de la costa o puerto, etc. En cuanto a estos títulos concretamente, con el PER puedes gobernar embarcaciones a motor o vela de hasta 15 metros de eslora, aunque puedes ampliarlo a 24 metros. Justamente 24 metros de eslora es el máximo de las embarcaciones con las que puedes navegar como patrón de yate. Por otro lado, tenemos la distancia máxima a la que se puede navegar: con el patrón de yate el máximo es de 150 millas desde la costa, mientras que en el PER son solo 12 millas desde la costa. Como vemos la diferencia es importante y por ello en muchas ocasiones es interesante que si tienes el PER, hagas también el patrón de yate.

Examen oficial: el examen también es diferente en ambos casos. El del PER son 45 preguntas tipo test con 4 respuestas cada una, de las cuales solo una es correcta (salvo errores). Estas se dividen en 11 unidades temáticas (nomenclatura náutica, elementos de amarre y fondeo, seguridad, legislación, balizamiento, Reglamento RIPA, maniobra y navegación, emergencias en la mar, meteorología, teoría de la navegación y carta de navegación). De esas 45 preguntas tipo test deben responderse correctamente al menos 32 de ellas, pero con varias salvedades, porque hay tres unidades temáticas eliminatorias. Se trata de balizamiento, RIPA y carta náutica. Para salvar estas unidades, debes acertar al menos 3 de las 5 preguntas de Balizamiento. Responder correctamente 5 de las 10 preguntas realizadas en RIPA. Y resolver correctamente al menos 2 de los 4 ejercicios planteados de Carta de navegación.

En cuanto al patrón de yate, su examen consta de 40 preguntas, divididas en 4 unidades temáticas con 10 preguntas por unidad. Las unidades temáticas son Seguridad en la mar, Meteorología, Teoría de navegación y «Navegación carta». Deben responderse bien al menos 28 de esas 40 preguntas. Pero, no pueden realizarse más de 3 fallos en teoría de navegación o más de 5 fallos en la carta náutica.

Prácticas náuticas: estas también son diferentes en las de navegación. Sin embargo, las prácticas de radio operador son las mismas. Por tanto, las prácticas de radio PER son válidas para obtener el patrón de yate. En cuanto a las náuticas, las prácticas PER de motor y seguridad tienen una duración de 16 horas. Mientras, las de patrón de yate son de 48 horas de duración. Ambas son realizadas en aguas abiertas. En caso de querer navegar en un velero, en ambos casos las prácticas de habilitación a vela son las mismas. Por tanto, con hacerlas una vez ya es válido para cualquier título náutico.

× ¿Cómo puedo ayudarte?