El día 10 de agosto de 1519 partía desde Sevilla una expedición española con 239 hombres y 5 naos que cambiaría el mundo antes conocido. Ese día comenzaba lo que a la postre se convertiría en la I Vuelta al Mundo en barco, realizada de occidente a oriente.
Tras más 3 años navegando, solo 18 hombres y una nao (la Nao Victoria), llegaban el día 6 de septiembre a Sanlúcar de Barrameda, completando esa vuelta al mundo. 2 días después la completaban con su llegada a Sevilla por el río Guadalquivir. Más hombres llegarían tiempo después, ya que aguardaron en una isla reparando la Nao Concepción. Otros habían sido apresados por los portugueses en Cabo Verde.
El resto de hombres, entre ellos Magallanes, habían fallecido, bien en enfrentamientos o por las continuas enfermedades y hambrunas que sufrieron durante toda la expedición.

El inicio de la I Vuelta al Mundo

Fernando de Magallanes, de origen portugués tenía la firme convicción de que podía crear una ruta para el comercio de especies de occidente a oriente, navegador por el sur de América, cruzando lo que posteriormente se denominaría Estrecho de Magallanes.
Sin embargo, sus continuas ideas eran desechadas por el Reino de Portugal. Esto hizo que el navegante decidiera acudir a España, donde el Emperador Carlos I aceptaría su propuesta creando la expedición antes mencionada, formada en su mayoría por españoles.
Magallanes finalmente perdería la vida en una isla del Pacífico tras una traición que provocó un enfrentamiento con los habitantes de la Isla de Mactán en Filipinas. En ese momento, Juan Sebastián Elcano asumió la comandancia de la expedición con el apoyo de los marineros, que sabían de su astucia y destreza en el mar.

Lo que supuso esta increíble hazaña

La expedición Magallanes-Elcano no solo consiguió abrir una ruta de comercio de especias con la India, algo que ya habían intentado otros como Cristóbal Colón, su objetivo cuando descubrió América, si no que logró demostrar la redondez de La Tierra y cambió el parecer del mundo por completo.
Así lo expresaba Juan Sebastián Elcano en una de sus cartas al Rey Carlos I: «Mas sabrá su Alta Majestad lo que en más avemos de estimar y temer es que hemos descubierto e redondeado toda la redondeza del mundo, yendo por el occidente e veniendo por el oriente”.
Por todo ello, el nombre de nuestra escuela náutica en Madrid, se decidió para hacer honor a este ilustre navegante español. Si aún no lo sabes, somos Elcano Estudios Náuticos.
× ¿Cómo puedo ayudarte?